Tags

maestría de finanzasLa dirección financiera enseña que la misma se ocupa de los problemas de inversión, financiación y estructura de capital, ya que determina cuáles serán los recursos que agregarán valor a un empresa y cuáles aquellos que resultan de menor costo. Como verás no se trata de una tarea sencilla. Por eso EAE ofrece una maestría de finanzas para todos aquellos interesados en la materia.

La competitividad laboral está en aumento y el panorama económico actual es sumamente inestable, lo que hace que sea indispensable formarse y actualizarse en el trabajo que uno desempeña. Además, en los últimos tiempos nadie puede negar que, debido a los constantes cambios en la economía mundial, aparecen con frecuencia nuevos mercados y productos financieros.

Por estos motivos, instruirse en dirección financiera es altamente relevante para entender el valor de las inversiones y cómo agregar calidad al proceso de toma de decisiones de la empresa.

En la actualidad el director financiero debe hacer labores de análisis y solución de problemas, además de control, manteniendo siempre un compromiso con la meta y estrategia de la empresa.

Con la maestría en Dirección de Finanzas y Gestión ofrecida por EAE el alumno se prepara para afrontar las demandas y exigencias del área, adquiriendo los conocimientos de gestión estratégica y aprendiendo a involucrarse en la toma de decisiones de los diversos departamentos del entorno financiero y económico. Además, esta maestría otorga a los participantes las diversas herramientas y técnicas de la gestión de finanzas de una empresa.

Saber dirigir un departamento financiero o contable es fundamental para aplicar las herramientas de gestión necesarias para cumplir los objetivos estratégicos de una empresa. Por eso, asistir a un programa de capacitación de dirección financiera es ideal para aprender a elaborar e interpretar los estados contables de su negocio, emitir informes de asesoramiento financiero y gestionar políticas de cobros y pagos.

Cabe destacar también que la necesidad de contar con un departamento de finanzas no es válida sólo para las grandes empresas. Una Pyme o empresa modesta también necesita disponer de recursos financieros para poder desarrollar su actividad -sea de producción, comercialización o la prestación de servicios-, y aplicarlos de modo planificado para generar valor en el negocio. Esta tarea es esencial para una empresa y la dirección financiera es la base de dicha tarea.