Para nadie que viva a conciencia la época en la que nos toca vivir puede resultar sorprendente el dato concreto y fehaciente de que asistimos a la era de las telecomunicaciones, cuestión derivada del exponencial nivel de desarrollo en cuanto a las tecnologías de la información y la comunicación se refiere y que predispone y obliga al hombre a comunicar y poner en el plano de lo público todo aquello que hace en su vida cotidiana. Cuando hablamos de su quehacer diario en el ámbito laboral, este fenómeno se amplía y se acentúa, haciendo indispensable la comunicación por parte de todos aquellos que intervienen en cuestiones empresariales y de negocios. De esta forma, un ámbito como el de la comunicación corporativa se ha transformado paulatinamente en un elemento trascendental en el funcionamiento y en el desarrollo de las compañías españolas de nuestro tiempo, obligando a quienes las manejan a prestar especial atención a este asunto. La respuesta inmediata que los mismos han decidido tomar tiene que ver con la especialización de nuevos profesionales para prestar servicios en tal sentido, capacitándose al máximo nivel en maestrías en comunicación corporativa de alto nivel y ofreciendo así un servicio que está a la altura de las demandas y las circunstancias actuales.

Pero más allá de esto, vale decir que la de la comunicación corporativa se ha convertido hoy en una temática de especial atracción no solo para los empresarios y las personas comunes, sino también para un importante número de especialistas que se encargan de analizar la cuestión y buscar siempre la evolución a favor de la comunidad a la que pertenecen. La más clara y contundente demostración de esto que marcamos se traduce hoy en que la Asociación Mexicana de Comunicadores (AMCO) publica el libro ‘La comunicación en las organizaciones, 100 autores en 500 palabras’, el cual reúne las colaboraciones de 100 expertos, académicos, comunicadores corporativos, líderes de empresas, políticos, funcionarios públicos y consultores de 11 países de Iberoamérica. Se trata de una obra que busca describir el panorama de la comunicación al servicio de las organizaciones en nuestra región y prefigurar los retos que enfrentará en el futuro a corto y mediano plazos. Puede decirse que es un retrato de los alcances y limitaciones de la función, de sus claroscuros y de las preocupaciones de quienes la ejercen desde los más diversos frentes.

Esta obra, al igual que los cursos y las maestrías en comunicación corporativa se convierten hoy en ayudas importantes y muy relevantes para que los empresarios y todos aquellos que están vinculados al sector puedan sostener una evolución en la materia sustentada en elementos y en un amplio cuerpo de conocimientos y de manifestaciones desde el punto de vista teórico. Para todas aquellas personas que de una u otra forma tengan que ver con la administración de una empresa, sin importar su tamaño o el rubro al que la misma se dedique, resulta indispensable hoy atender a las cuestiones relacionadas con la comunicación corporativa, reconociendo a la misma como un factor ineludible en cuanto al funcionamiento y al crecimiento de cualquier organización se refiere bajo las condiciones actuales.