Para nadie representa una sorpresa el concepto que indica que vivimos hoy en la era de las comunicaciones, cuestión a la que se aborda como consecuencia directa del período de expansión y de desarrollo de las tecnologías, especialmente de aquellas que tienen que ver con la comunicación entre las personas. Ha sido esta misma revolución, la que ha cambiado la mirada y el concepto de la gente respecto a la comunicación como campo y como actividad, comprendiendo que la misma es un elemento fundamental hoy para el desarrollo de cualquier tarea, fundamentalmente aquellas relacionadas al mundo empresarial y de negocios. De esta manera, se explica  la proliferación de cursos y maestrías de comunicación corporativa, las cuales hoy atrapan la atención y generan una importante demanda entre los hombres de negocios, los cuales entienden que un factor fundamental para el éxito de su empresa es precisamente la posibilidad de atender a la comunicación como un elemento clave

En este mismo sentido funciona hoy toda la sociedad mexicana, la cual se rige precisamente por modelos de comunicación que fomentan y promueven estrategias más modernas y a la vez efectivas, siempre pensando en el beneficio de la comunidad. Solo para tomar un ejemplo que nos ayude a ver más claramente esta realidad, vale la pena señalar que  el Instituto Federal Electoral (IFE) señaló que el modelo de comunicación política que convierte a ese organismo en administrador único de los tiempos del Estado para los procesos electorales se ha consolidado como un elemento de equidad. Muestra de ello, agregó, es que la industria de la radio y la televisión cumplieron en 99.01 por ciento con la pauta publicitaria preparada por el IFE para los 14 procesos electorales estatales y una elección extraordinaria que se celebraron en el 2013. Como ocurre en este caso, la comunicación es mucho más que una herramienta de difusión, y se ha convertido hoy en una cuestión tan relevante que es capaz de generar equidad y confianza en el seno mismo de cualquier población y en el ámbito que se desee acaparar.

De esta forma, se entiende también el desarrollo de la comunicación corporativa como ámbito y como campo de especial interés para toda la comunidad, particularmente para aquel sector vinculado con los negocios y con las empresas y que busca permanentemente optimizar los procesos y las acciones a favor de la compañía, apuntando a su crecimiento y sud desarrollo sostenido. Es así como para evolucionar en cuanto a la cuestión comunicacional se refiere, se desarrollan hoy con enorme éxito una larga lista de propuestas de maestrías de comunicación corporativa, las cuales permiten a los estudiantes obtener los últimos y más modernos conocimientos en torno a esta cuestión tan relevante para su vida cotidiana y su futuro inmediato.