El desarrollo educativo es similar hoy en todos los países del mundo, destacando al nivel universitario casi como un período básico y fundamental en la formación de cualquier individuo que en el corto plazo pretenda desarrollar una carrera laboral exitosa y destacada. Frente a este panorama, las universidades de todas partes del mundo traviesan por un período de crecimiento y de expansión nunca antes visto, convirtiéndose en polos fundamentales en cuanto a demanda pero también en cuanto a oferta, capturando la atención de los jóvenes de todos los países que no solo buscan un campo de conocimiento que sea de su interés sino que además quieren acceder a la mejor opción disponible en dicho ámbito. Es así como la titulación universitaria se ha convertido en una necesidad y en un fenómeno preponderante en nuestro tiempo, transformándose en un elemento trascendental para las poblaciones de diferentes partes del mundo.

Atentas a esta situación, las casas de estudios más destacadas de cada nación han comenzado a actuar en consecuencia, ya no solo optimizando y acrecentando sus servicios en su lugar de origen sino apuntando a una expansión global, que permita a alumnos de otras latitudes acceder e integrarse en sus programas formativos, reconocidos por su nivel a escala mundial. Un caso muy concreto de esta realidad y en relación a México es el que indica que la Universidad del Estado de Arkansas comenzará a construir en febrero su campus en México, con una inversión de 50 millones de dólares financiados con fondos privados. La primera piedra se colocará el 5 de febrero y la obra se ubicará en la ciudad de Querétaro, en el estado homónimo. Las autoridades queretanas acudieron a la Universidad de Arkansas (ASU por sus siglas en inglés) para buscar ayuda para crear una universidad de estilo estadounidense en la que los estudiantes vivan en el campus, a diferencia de México, donde suelen vivir con sus familias y viajar cada día a la universidad, dijo Yvonne Unnold, líder del proyecto ASU-Querétaro.

Algo similar a esto que ocurre con la Universidad de Arkansas podemos observarlo hoy pero con relación a casas de estudio de origen español, las cuales ofrecen nuevas alternativas y modalidades de acceso a sus cursos y maestrías  a partir del intercambio y del traslado hacia aquel país, combinando la titulación universitaria con una experiencia tan particular como es la inserción a otra cultura. Para todos aquellos jóvenes que estén interesados en hacerlo, vale recomendarles que se informen de inmediato y que busquen el programa que más les convenga para poder viajar a España y desarrollar sus estudios en las universidades más relevantes de aquella región del  planeta.