Sabido es que una de las principales consecuencias negativas que el fenómeno globalizador a arrojado por todo el mundo tiene que ver con la falta y la escasez de oportunidades laborales a las que se enfrentan millones de personas en cada país, reclamando y exigiendo una posibilidad de insertarse en un mercado que cada día parece ser más exigente, más exclusivo y más difícil de alcanzar. La realidad indica que en México, al igual que en la mayoría de las naciones del mundo, hoy existe una diferencia notable y para nada provechosa entre los niveles de oferta y de demanda en cuanto a oportunidades de trabajo se refiere, lo cual obliga a empresarios y todos aquellos que están al frente de una organización a tener que evolucionar en cuanto a la selección y la contratación del personal se refiere, consiguiendo contratar a los más indicados para cada labor y optimizando de esta manera el rendimiento de la compañía. Para conseguir esta meta, es trascendental la participación de profesionales en el proceso, particularmente aquellos egresados de las más avanzadas maestrías de recursos humanos y preparados para ofrecer un servicio de alta calidad en cuanto a la selección, contratación y coordinación del personal se refiere.

Atentos a este panorama, es evidente que el área de recursos humanos en sí misma tiene por delante un 2014 plagado de retos y de desafíos, siempre con la mira en puesta en brindar su colaboración a la organización y, de la misma manera, a la comunidad que demanda un trabajo digno y estable. Según dicen los especialistas, Las compañías que quieran vencer la batalla al futuro, o al menos sobrevivir, deberán tener entre sus filas a los mejores profesionales de Recursos Humanos (RRHH) del mercado, advierte Virginio Gallardo Yebra, experto en liderazgo, innovación y estrategia. En su blog (www.supervivenciadirectiva.com), el especialista español plantea que los retos de gestión de nuestro entorno empresarial exigen que esta sea la función más estratégica de las nuevas empresas. “Aunque una y otra vez los estudios nos hablan del bajo perfil estratégico de esta función, y de su supuesto descrédito, lo cierto es que los principales retos que tienen las empresas que quieran ganar la batalla de la innovación pasan por nuevas políticas de gestión de personas”, indica. Además, afirma que las compañías necesitarán especialistas para asumir la complejidad del cambio de cultura organizacional. El reto de la transformación requiere de grandes especialistas en talento: “si tu empresa no los tiene, lo que tiene es gran un problema”, señala. Como se desprende de las palabras del señor Yebra, la posibilidad de contar con especialistas en la materia representa hoy mucho más que una alternativa, y es casi una obligación para todos aquellos empresarios que busquen crecer a la par de una mejor gestión del recurso laboral.

Para conseguir este objetivo que se plantea como tan complicado, es fundamental poder acudir a especialistas en la materia, formados y egresados en las más modernas y avanzadas maestrías de recursos humanos que hoy en día se ponen en la consideración de los estudiantes mexicanos, con opciones de formación que además de lo académico plantean la posibilidad del intercambio cultural y con otras naciones como España.